PREVIEW

En junio de 1998, el entonces Director de Registro Publico de Monumentos y Zonas Arqueológicos del INAH, Pedro Fco. Sánchez Nava, fue contactado por el Consulado de México en el Estado de Washington, EU., atendiendo a una solicitud para realizar el dictamen de un lote de piezas presumiblemente prehispánicas y de origen mexicano, que habían sido decomisadas por el Servicio de Aduanas del Departamento de Tesoros de los Estados Unidos en 1994.

Después de hacer la revisión pertinente se determino que los bienes correspondían a más de 300 elementos culturales de México, pero además otras que correspondían a Perú, Bolivia, Panamá y Costa Rica. Entre los elementos de origen mexicano destacaban dos piezas, un cráneo y un caracol grabados con motivos presumiblemente prehispánicos.

En este libro los autores exponen la gravedad y el daño que ocasionan el saqueo, el tráfico y el coleccionismo arqueológico, así como el complejo camino para la recuperación del patrimonio sustraído ilegalmente del territorio nacional y nos invita a reflexionar sobre las consecuencias perjudiciales que se derivan del coleccionismo.

Los coordinadores se encaminaron a compilar los textos desarrollados por los especialistas que tuvieron contacto con las piezas recuperadas y que resultado de estudios rigurosos y del uso de tecnología lograron inferir la procedencia de las piezas, además de arrojar pistas sobre la cronología, la cultura y la sociedad en que fueron producidos; datos que de otro modo hubieran sido imposibles de identificar dada la naturaleza del saqueo y al carecer las piezas de su contexto original.

Comments are closed.