arroyoSecoCarlos Viramontes Anzures es Licenciado en Arqueología y Doctor en Antropología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y es Investigador titular del Centro INAH Querétaro desde 1985. Director del proyecto Arte rupestre en la cuenca del río Victoria enfocado en la investigación arqueológica, etnohistórica y antropológica de sociedades recolectoras y cazadoras del Semidesierto de Querétaro.

Luz María Flores Morales es Antropóloga con especialidad en arqueología, egresada de la facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana, es investigadora del Centro INAH Guanajuato desde 1982. Ha trabajado en diferentes proyectos de investigación como el Programa INAH-Procede estado de Guanajuato (1995-2002) y el Proyecto: Arte rupestre, sociedad y entorno. Estudio y conservación de Arroyo Seco y la Cuenca alta del río Victoria, junto con el profr. Carlos Viramontes desde el 2003 a la fecha. Es Miembro activo de la Cátedra Internacional Legislación, Sociedad y Patrimonio, UNESCO-Universidad de Guanajuato.

En esta obra los autores nos exponen la rica imaginería rupestre de cazadores-recolectores nómadas y semi nómadas que frecuentaron el valle de Victoria, Guanajuato y que permite entender parte de la cosmovisión y simbología de estas sociedades, a través de los resultados de investigaciones realizadas durante  varias temporadas de campo, así como su interpretación del arte de este singular sitio en el que las expresiones gráficas presentan un fuerte contenido ritual en el cual se representaron actividades relacionadas con la veneración a los cerros y montañas vinculados a los ancestros, la fertilidad y al agua, además de mostrar un profundo conocimiento de la naturaleza. Ejemplo de esto son las representaciones de figuras antropomorfas en escenas de caza o de danza, animales como venados o alacranes, así como figuras geométricas, y posteriormente representaciones de capillas, cruces, altares y figuras ecuestres. Los motivos fitomorfos les fueron escasos y difíciles de identificar, sin embargo, pudieron interpretar la grafía del peyote.

La publicación inicia con un fabuloso relato novelesco que atrapa al lector y lo invita a continuar con las siguientes páginas, en donde se insta a imaginar cómo pudo haber sido uno de los momentos en los que se originó alguna de las muchas manifestaciones rupestres situadas en Arroyo Seco.

Para los autores el paisaje del sitio fue fundamental en el desarrollo histórico social, cuya característica principal es la presencia de singulares formaciones rocosas; y su localización en una posición estratégica para acceder tanto a  la Sierra Gorda como a la Huasteca, sitúa el espacio como paisaje sagrado para los diferentes grupos nómadas que recorrían el camino de Arroyo Seco, transformando el lugar y marcándolo con grafías en espacios y lugares significativos.

La gran concentración de sitios con manifestaciones rupestres que los trabajos arqueológicos han registrado en el valle de Victoria da una idea de la importancia que tuvo la zona para las antiguas sociedades que las plasmaron, tanto así, que fue posible observar varias etapas pictóricas en diferentes momentos, notando que esta práctica no se detuvo, y la evidencia demuestra, que continuo durante la época colonial y en menor medida llego hasta el siglo XIX.

Se trata de dos volúmenes ilustrados con excelentes fotografías y que puede ser consultado tanto por especialistas y no especialistas, además de contar con una sección traducida al idioma inglés.

En el primer volumen se nos presenta la excelente investigación, merecedora del Premio INAH “Alfonso Caso” 2018 a la mejor investigación, en el área de arqueología que nos lleva de la mano, ofreciendo una introducción al tema del arte rupestre, la historia del nororiente de Guanajuato, los grupos humanos que lo han habitado, los precursores de la investigación, así como las diferentes metodologías utilizadas para la digitalización de la imaginería, hasta llegar a los resultados de los estudios realizados.

En el segundo volumen se puede apreciar el catálogo de los conjuntos pictóricos con mayor detalle y una puntual descripción, también en formato bilingüe.

La publicación de esta obra plasma el trabajo de documentación y registro de las manifestaciones gráficas rupestres del valle de Victoria, Guanajuato, desde las elaboradas a mano alzada, hasta las realizadas  con nuevas y mejores herramientas de tecnología digital, y nos permite poder apreciar claramente mediante las fotografías impresas y con gran definición las maravillosas grafías de los ancestros, pero al mismo tiempo nos muestra el arduo trabajo de investigación que se desarrolló para tal fin; trabajo conjunto con el Gobierno del Estado y el Fideicomiso de Administración e Intervención para la Realización de Actividades de Rescate y Conservación de Sitios Arqueológicos en el Estado de Guanajuato (FIARCA), que ha permitido una gestión patrimonial así como la apertura al público de la Zona Arqueológica de Arroyo Seco, entre otras en el Estado.

Comments are closed.