Arqlgo. Juan Carlos Campos-Varela
Dirección de Salvamento Arqueológico–INAH

Imagen satelital donde se muestra la distribución de los polígonos de la Zona Patrimonio Mundial, Piedra Larga y Santa Cruz Acalpixca-Cerro de Cuahilama

Imagen satelital donde se muestra la distribución de los polígonos de la Zona Patrimonio Mundial, Piedra Larga y Santa Cruz Acalpixca-Cerro de Cuahilama.

Coincidiendo con el interés de la comunidad de Santa Cruz Acalpixca, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Autoridad de la Zona Patrimonio y la Alcaldía Xochimilco, se han ejecutado en los últimos años una serie de acciones integrales de investigación, restauración y conservación sobre los monumentos arqueológicos ubicados en el sitio de Santa Cruz Acalpixca-Cerro de Cuahilama (“bosque de la anciana”), notable área del patrimonio cultural de la Nación, donde el INAH ha registrado la existencia de importantes labrados asociados a estructuras arquitectónicas, correspondientes al horizonte Posclásico tardío (1200-1521 d.n.e). Dichos monumentos correspondientes a la cultura xochimilca-mexica son muestras de gran valor para la arqueología y la historia del sur de la Cuenca de México.

Los vestigios gráfico-rupestres del sitio fueron dados a conocer por el Lic. Nicolás Islas y Bustamante en 1894, a través de una serie de tomas fotográficas que fueron enviadas al Museo Nacional de México. De los mismos se han publicado múltiples interpretaciones, siendo notables los trabajos de Herman Beyer (1922), Carmen Cook de Leonard (1955), José Farías Galindo (1964), Walter Krieckberg (1969) y Eduardo Noguera (1972). Como yacimiento arqueológico, ha sido considerado científicamente por diversos proyectos bajo la autorización del INAH a lo largo de los últimos 50 años, por investigadores como Parsons (1972), Sanders, Parsons & Santley (1979), González-Morelos Zaragoza (1998-2002) y Ávila (2011-2013).

Sobre la base de los trabajos ya mencionados, se planteó la necesidad de iniciar una labor de investigación por parte de la Dirección de Salvamento Arqueológico, ante la creciente expansión de la mancha urbana a través del proyecto “Cuahilama-Piedra Larga”, donde se ha contado a lo largo de su ejecución, no solo con la participación, importante experiencia y conocimiento del personal de la DSA, sino también por parte del Taller de Drones y Fotogrametría de la Dirección de Estudios Arqueológicos, el Taller de Señalética de la Dirección de Operación de Sitios, la Subdirección de Bienes Inmuebles Arqueológicos de la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas e Históricas del INAH, y de instituciones locales como la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México, solo por mencionar algunas. En términos arqueológicos se han realizado tareas de reconocimiento de elementos arquitectónicos, recolección de materiales arqueológicos en superficie, levantamiento topográfico, restauración y conservación. Debido a que el área de Piedra Larga, se encuentra totalmente fuera de la Zona Patrimonio Mundial, su reconocimiento fue prioritario para este proyecto. Los trabajos arqueológicos dentro del polígono propuesto tuvieron como objetivo general, consolidar la protección técnica y legal de la poligonal de la Zona Patrimonio Mundial sobre la Zona de Monumentos Arqueológicos de Santa Cruz Acalpixca / Cerro de Cuahilama. El enfoque de esta investigación toma en cuenta el papel socio-económico de los sitios del área dentro del proceso de expansión del poderío mexica; los componentes geográficos, biológicos y culturales del paisaje en estudio; la ocupación de los sitios, su función, complejidad local y regional; la filiación cultural presente, áreas de actividad, la diferenciación social de quienes los habitaron y los motivos de su abandono. Por otra parte, en un sentido más técnico, se ha propuesto la actualización del plano poligonal de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Cuahilama, así como la elaboración de planos y registro detallado de sus monumentos, edificaciones y topografía.

Conjunto habitacional de la Zona C-Colonia Militar de Piedra Larga

Conjunto habitacional de la Zona C-Colonia Militar de Piedra Larga.

La importancia arqueológica y cultural de este amplio asentamiento, inicia hacia el Posclásico Temprano (900-1200 d.n.e.), cuando la población que se ubicaba en el sur de la Cuenca se agrupa en los centros regionales urbanizados de Culhuacan, Xochimilco, Tláhuac, Xico y Chalco, que se desarrollaron en las márgenes de los lagos poco profundos y pantanos. Las evidencias arqueológicas contrastadas entre la cerámica y el patrón de asentamiento parecen señalar que la región de Chalco-Xochimilco tuvo presencia multiétnica en algún momento, sobre todo a principios de este horizonte. Por primera vez se hicieron esfuerzos por drenar los pantanos, dando origen a la agricultura chinampera altamente productiva, que se masificó bajo el dominio mexica. Más tarde, Tláhuac y Mízquic se consolidaron como centros regionales durante el Posclásico Tardío (1200-1521 d.n.e.) y Xochimilco se establece como sede un altépetl altamente complejo y ambicionado por sus vecinos. Hacia 1428 los mexicas emprendieron una serie de conquistas en la Cuenca de México, siendo uno de sus primeros objetivos, el sometimiento de la población tepaneca de Azcapotzalco, bajo cuyo yugo estaban. El aumento de la población y el establecimiento de gente de filiación mexica dieron como resultado la formación de complejos cuerpos político-territoriales para la defensa de sus dominios. Sin embargo, los xochimilcas sucumbieron ante el poderío tenochca en ascenso. Es en este último momento, al que podemos adscribir la ubicación cronológica principal de los sitios.

Piedra Larga es un área monumental cuya área central ocupa poco más de 400 hectáreas, cuya última ocupación fue mexica; el sitio se conforma por un extenso espacio habitacional que alterna con espacios cívico-ceremoniales y administrativos por la monumentalidad de sus edificios. Otra parte del sitio se utilizó para construir terrazas defensivas y de contención junto a miradores con fines militares. Dentro de su entorno inmediato, Cuahilama fue un importante sitio de referencia, localizado casi al centro de una ensenada que se forma por la intrusión de dos grandes derrames volcánicos en el lago de Xochimilco: al poniente el cerro Tlacualleli y al oriente el derrame de Piedra Larga. Esta localidad arqueológica, desafortunadamente hoy cercada por la mancha urbana, se extiende en un área de cerca de 8 Ha. Las secciones abiertas a la vista pública en este lugar se componen por un grupo de petrograbados, elaborados entre 1430-1521 d.n.e., que se ubican en las laderas norponiente y nororiente del cerro Cuahilama. Las manifestaciones gráfico-rupestres más relevantes representan a Itzcóatl, Huey Tlatoani que emprendió la conquista mexica en Xochimilco en conjunto con el Océlotl, “jaguar”, símbolo de la guerra; la fecha calendárica Cipactli, “uno lagarto”, primer signo del calendario nahua; el Xonecuilli, báculo de Quetzalcóatl que representa la Vía Láctea; el Itzcuintli, “perro”, décimo día del calendario nahua; la Papálotl, “mariposa”, en asociación con la Huacalxóchitl, planta sagrada para los xochimilcas; el Ollin, “cuatro movimiento”, símbolo de los cuatro rumbos cardinales y del Quinto Sol. También existe una “Piedra Mapa”, en que se registran esquemáticamente ojos de agua, arroyos, varios edificios con escalinatas y posibles caminos que los conectan.

Proceso de restauración del labrado Ollin y fotografía del mismo hacia 1894

Proceso de restauración del labrado Ollin y fotografía del mismo hacia 1894.

Al parecer la cúspide de este accidente geográfico fue un espacio habitacional y cívico-ceremonial en el área, vinculado a festividades agrícolas, astronómicas y calendáricas, que tenía un acceso controlado a través de una calzada que circundaba el cerro por su costado poniente y una serie de terrazas ubicadas al norte. En la parte alta se tiene reportada la presencia de viviendas asociadas a talleres de lítica, diseminadas en por lo menos 400 m2. En total se ha registrado la existencia de 14 estructuras arqueológicas y 4 zonas con terrazas habitacionales, de cultivo y contención asociadas a 18 monumentos arqueológicos, entre los que se cuentan 10 petrograbados, 6 maquetas, 1 marcador solar y 1 piedra con pocitas o “xicallis”. Los estudios arqueológicos ejecutados durante nuestra intervención, en conjunto con las evidencias ya conocidas, nos permiten dar una ubicación cronológica principal del sitio, desde el Posclásico Tardío hasta la época del Contacto hispano (1403-1521 d.n.e.).

Cuahilama formó parte significativa de un asentamiento mucho más complejo en términos arqueológicos, ubicado entre la zona cerril xochimilca y milpaaltense, junto a los sitios de Piedra Larga, La Palma, La Malinche, Tlacualleli II y Xicomulco, que conformaban un amplio asentamiento humano con una doble función: el control socio-político de la población xochimilca y el aseguramiento de las rutas comerciales y la tributación de los pueblos de Tierra Caliente hacia los mexicas. En este sentido, Acalpixca (“lugar de los vigilantes de canoas”), debió funcionar como un puerto lacustre donde se embarcaban los productos colectados, de donde partía un ruta de comunicación que tocaba la importante cabecera de Xochimilco, continuando hacia la Península de Ixtapalapa arribando a Culhuacan, bordeando toda la ribera hasta llegar a Mexicaltzingo, donde continuaba rumbo al norte en línea recta tocando los islotes de Ixtacalco, Zacatlalmanco e ingresando a la ciudad de México-Tenochtitlan por el suroeste, dentro de la parcialidad de Zoquiapan-Teopan.

La pervivencia de estas evidencias culturales para las futuras generaciones, permitirá que el INAH cumpla con su participación en la protección de uno de los sitios arqueológicos más emblemáticos ubicado al interior de la Zona Patrimonio Mundial, coadyuvando con la preservación de la memoria cultural e histórica, fomentando el respeto y conocimiento de la historia, la geografía y el patrimonio arqueológico que Xochimilco tiene.

Cédula de sitio colocada por el Taller de Señalética de la Dirección de Operación de Sitios-INAH

Cédula de sitio colocada por el Taller de Señalética de la Dirección de Operación de Sitios-INAH.

 


 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

-CAMPOS-VARELA, Juan Carlos. Acciones para la investigación y protección del sitio arqueológico Cuahilama-Piedra Larga, Xochimilco, en: Memoria del XXIII Simposio Román Piña Chan. Zonas Arqueológicas en contextos urbanos, México: INAH, 2018 [para consulta en línea: https://www.mediateca.inah.gob.mx/repositorio/islandora/object/ponencia%3A40

Proyecto de salvamento arqueológico Cuahilama-Piedra Larga. Presencia, continuidad y colaboración institucional AZP-INAH, en: Sánchez Nava, Pedro Francisco (coord.). La arqueología oficial mexicana a principios del siglo XXI: estudios de caso, México: Secretaría de Cultura/INAH, 2019

-FARÍAS Galindo, José. Xochimilco histórico y arqueológico: conferencia leída el 2 de julio de 1964, en: Boletín de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, México: Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, vol. 8, 1964

-NOGUERA, Eduardo. Antigüedad y significado de los relieves de Acalpixcan, D.F. (México), en: Anales de Antropología, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Historia, v. IX, 1972, p. 77-94

-PERALTA Flores, Araceli. Xochimilco y su patrimonio cultural. Memoria viva de un pueblo lacustre. México: Instituto Nacional de Antropología e Historia, 2011

-PÉREZ Zevallos, Juan Manuel. Xochimilco ayer, Tomo I, México: Delegación Xochimilco/GDF/Instituto Mora, 2003

-SANDERS, William, Jeffrey R. Parsons y Robert S. Santley. The Basin of México. Ecological processes in the evolution of a Civilization, EE. UU.: Academic Press, Nueva York, 1979

DECRETOS

México, D.F. Secretaria de Educación Pública, Decreto por el que se declara una zona de monumentos históricos en las Delegaciones Xochimilco, Tláhuac y Milpa Salta, D.F. Diario Oficial. Órgano del Gobierno Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, jueves 4 de diciembre de 1986

México, D.F. Jefatura de Gobierno, Decreto por el que se crea la Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta. Gaceta Oficial del Distrito Federal. Órgano de Difusión del Gobierno del Distrito Federal, Décima época, No. 1499, 11 de diciembre de 2012

Comments are closed.