Libro- El Nacionalismo como eje interpretativo del objeto prehispánico.-1Adriana Cruz Lara Silva es Licenciada en Conservación y Restauración de Bienes Muebles por la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), Maestra y Doctora en Historia del Arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente se desempeña como Profesor-Investigador Titular “C” en el Museo Regional de Guadalajara, donde es curadora de pintura. La obra que se presenta es resultado de su tesis de maestría con el mismo nombre.

En el libro la autora nos habla de los descubrimientos de restauraciones históricas que se realizaron a una gran cantidad de piezas prehispánicas que formaban parte del acervo del Museo Nacional de Antropología y que fueron localizadas mediante el Proyecto Integral de Reestructuración del Museo Nacional de Antropología que se realizó entre los años 1998 y 2000, con la finalidad de actualizar el guión museográfico del MNA, que buscaba desarrollar una restauración a gran escala que incluyera todas las piezas que serían destinadas a las salas de exhibición.

A raíz de este proyecto se produjeron una serie de hallazgos relevantes sobresaliendo para Adriana Cruz Lara, tres urnas zapotecas debido a que presentaban grandes reconstrucciones de algunas de sus partes: la famosa dama 13 Serpiente, un sacerdote con la representación del ave del pico ancho en el tocado, procedente de Ocotlán, y la urna con la representación del dios Pitao Xoo.

En su investigación pudo notar que la restauración histórica de estas piezas se realizó con la intención de que pasara desapercibida, por lo que varios investigadores llegaron a catalogar las piezas como objetos completos en diversas publicaciones sin notar que ya se encontraban reconstruidas. Por lo anterior su investigación trato de resolver varias preguntas como ¿en qué época se restauraron las piezas y quiénes lo hicieron? ¿a qué visión nos remite la manera como fueron intervenidas? ¿Qué se debe hacer frente a estas intervenciones históricas? ¿Qué significado tienen para las áreas dedicadas a su estudio como la historia del arte, la arqueología y la restauración?

Ella menciona que la política cultural del Porfiriato, encaminada hacia la construcción de la identidad nacional basada en el pasado prehispánico, cobró su forma institucional principalmente en el Museo Nacional y en la oficina de Inspección de Monumentos Arqueológicos de la República, así como en una serie de actividades entre las que destacan las exposiciones internacionales, las exploraciones arqueológicas, los congresos internacionales, las publicaciones y la legislación proteccionista, con lo que Poco a poco llega a la conclusión de que esta misma política cultural, permitió la reconstrucción de estas tres urnas, mismas que al parecer formaron parte de los acervos de Fernando Sologuren, quien fuera en su momento subinspector de monumentos, y Francisco Belmar, coleccionistas oaxaqueños vinculados con la élite de poder durante el Porfiriato, quienes vendieron sus objetos al Museo Nacional a principios del siglo XX.

Comments are closed.