Visita la página de Arqueología Subacuática

Objetivos

La Subdirección de Arqueología Subacuática tiene como objetivos sustantivos la protección, investigación, conservación y comunicación del patrimonio cultural que se halla en contextos sumergidos tanto en aguas marinas, interiores o continentales.

Para cumplir con su quehacer, desde 1980 ha llevado a cabo proyectos de investigación interdisciplinarios en Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Veracruz, Estado de México, San Luis Potosí, Baja California, Morelos y Jalisco, en los que han participado diversas dependencias federales y estatales, así como instituciones y especialistas tanto nacionales como extranjeros.

A la par de los proyectos específicos se genera un inventario de recursos culturales sumergidos, en el que se integran a través de un Sistema de Información Geográfica, los datos derivados del registro arqueológico de los contextos así como su diagnóstico, lo cual permite plantear los estudios de caso y las acciones prioritarias para su protección, conservación e investigación.

Actividades

El quehacer de la Subdirección se divide entre la ejecución de proyectos de investigación específicos y de programas que se pueden considerar de “operación básica”, que se engloban en el proyecto Programas Especiales, el cual se compone de:

  • 1. Protección técnica y legal

    Atención a denuncias sobre el hallazgo de objetos arqueológicos en medios acuáticos o provenientes de ellos. Asimismo se han realizado visitas de inspección en las costas de Campeche, Quintana Roo y Baja California; en islas y arrecifes del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano; en cenotes y cuevas inundadas en los estados de Yucatán y Quintana Roo, así como en aguas interiores como el manantial de la Media Luna en San Luis Potosí, la laguna de la Luna en el Nevado de Toluca y en el lago de Tequesquitengo, Morelos.

    Con este programa se atiende cualquier reporte mediante una inspección del sitio, el registro y valoración del hallazgo, la elaboración de cédulas de registro, la integración de la información recopilada en el inventario correspondiente y la aplicación de las medidas necesarias para su protección (decomiso, extracción, enterramiento, etcétera).

    Asimismo, se intenta fomentar la cultura de la denuncia a través de la sensibilización sobre la importancia que representa este patrimonio no sólo para la comunidad científica, sino para los diversos sectores involucrados directa o indirectamente con éste -pescadores, buzos deportivos y encargados del manejo de sitios turísticos- que le atribuyen distintas valoraciones y usos. En este sentido, el programa de atención a denuncias está resultando de gran ayuda para detectar y detener algunos casos de saqueo en pequeña escala, gracias a la información que brindan las propias comunidades.

  • 2. Difusión

    Este programa da continuidad a la comunicación sobre diversos aspectos del patrimonio cultural sumergido y de la disciplina que se encarga de su protección, conservación e investigación, así como sobre los avances de los trabajos que desarrolla la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH.

    Con la intención de transmitir a todo tipo de público la existencia e importancia de un legado cultural que hasta hace muy poco tiempo era totalmente ignorado, se han presentado trabajos y se ha participado en diversos foros académicos a nivel nacional e internacional; se han ofrecido ruedas de prensa y entrevistas para radio y televisión, y se han proyectado videos sobre los proyectos de investigación.

    Así mismo se han presentado exposiciones itinerantes que intentan dar una idea precisa y clara de la importancia del patrimonio cultural sumergido, de la necesidad de preservarlo como legado no sólo de los habitantes de una zona en particular, sino de la humanidad, y de los resultados de la investigación.

  • 3. Capacitación

    Se imparten cursos sobre diversas temáticas afines a la arqueología subacuática con el propósito de formar nuevos arqueólogos y de actualizar al personal y los colaboradores de la Subdirección, entre los que se cuentan estudiantes, instructores de buceo e incluso pescadores.

  • 4. Conservación

    La conservación de los restos culturales provenientes de medios acuáticos ha sido una preocupación constante. La tendencia es conservar los materiales in situ, siempre que esto sea posible, de acuerdo con la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, y extraer únicamente aquellos objetos que puedan brindar información clave sobre el contexto, o aquellos que se encuentran en peligro de destrucción o saqueo, siempre y cuando pueda garantizarse su preservación a largo plazo.

  • 5. Colaboración nacional e internacional

    Se han instaurado programas, proyectos, convenios y acuerdos de colaboración con dependencias e instituciones nacionales y extranjeras para la retroalimentación, transferencia tecnológica, asesoría e integración de distintas áreas del conocimiento relativas a la investigación y protección del patrimonio cultural sumergido.