17-agosto-2016

 

portadaCCastañedaLa presente publicación da cuenta de lo expuesto por los arqueólogos que se dieron cita en marzo de 2014, en la ciudad de Guanajuato, para confrontar los resultados de sus investigaciones -realizadas en diferentes sitios de nuestro país-, con el fin de establecer vínculos culturales y sus posibles correlaciones de tiempo y espacio, en los procesos de desarrollo como sociedades y grupos culturales.

en el encuentro, llamado Relaciones Interregionales en el Centro Norte de MEsoamérica, participaron investigadores de distintos centros INAH y universidades del país. deseamos destacar la nutrida intervención de los adscritos al INAH Guanajuato, y es que nuestro estado se ha vuelto un referente en las labores arqueológicas -tanto por los resultados como por el modelo de gestión-, gracias a la colaboración interinstitucional.

Lo anterior se explica de la siguiente manera: Si bien los trabajos de intervención en algunas zonas de nuestro estado datan de principios del siglo XX, es en los últimos diez años cuando, de manera sistemática -gracias al Fideicomiso de Administración e Inversión para la Realización de las Actividades de Rescate y Conservación de Sitios Arqueológicos en el Estado de Guanajuato (Fiarca)-, se ha podido informar al público en general sobre la magnitud de los asentamientos prehispánicos existentes en territorio guanajuatense.

Con los descubrimientos arqueológicos en algunos de sus municipios, como San Miguel de Allende, Abasolo, Pénjamo y Ocampo, se crea un nuevo capítulo en la historia de nuestro estado, pues era considerado un lugar de grupos nómadas o seminómadas; los vestigios indican lo contrario. Dada las características de sus construcciones, como la denominada arquitectura monumental, en Peralta, o el espacio para la observación celeste de Cañada de la Virgen, se revela la existencia de grupos con mayor desarrollo cultural.

Es un honor para el Fiarca poner al alcance de especialistas y público en general los datos que conforman el nuevo capítulo de la historia de nuestro estado. Que la confrontación con los estudios realizados en otras zonas arqueológicas del país lleve a los investigadores a contar con los elementos necesarios para precisar los grupos que poblaron nuestro estado en el mundo prehispánico para enriquecer así nuestro presente cultural.

 



 

 

25-mayo-2016

 PeraltaTradicionBajio1

El bajío guanajuatense siempre fue considerado un espacio habitado en la época prehispánica por grupos humanos poco desarrollados, se les consideraba poblaciones nómadas de cazadores recolectores y se les identificó con el nombre de chichimecas. Los arqueólogos asumieron que era una región de frontera cultural, al norte se ubicaban estos grupos mientras que al sur habitaban las poblaciones mesoamericanas, es decir las más desarrolladas cultural y tecnológicamente.

A partir de sus estudios durante más de dos décadas, el autor de esta obra nos presenta una visión amplia de la arquitectura prehispánica del Bajío; explica el significado histórico del sitio arqueológico de San José de Peralta (municipio de Abasolo, Gto.) como parte del mundo mesoamericano.

Peralta y la Tradición Bajío nos remonta al pasado, a una época cuando el Bajío estaba formado de ciénegas y pequeños lagos y las laderas de los cerros estaban cubiertas de vegetación. Respetando el rigor académico y preocupado por llevar esta lectura al público en general el autor procuró el uso de un lenguaje lo menos técnico posible.

El autor: Efraín Cárdenas García es arqueólogo por la ENAH, maestro en antropología social en el Colmich y doctor en arquitectura por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

 

 

 

 



Confirman que fechas marcadas por el sol en edificios mayas coinciden con festividades vivas

 

03

29-marzo-2016

Un nuevo estudio arqueológico sistemático y basado en metodología rigurosa busca una mejor comprensión de las múltiples evidencias de orientación astronómica en la arquitectura mesoamericana. Los primeros resultados se refieren a la región maya de las Tierras Bajas y han sido compilados en un libro de reciente edición presentado al público en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY).

El libro Orientaciones astronómicas en la arquitectura maya de las Tierras Bajas, publicado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), constituye un corpus de datos relevantes para todo estudioso de la antigua astronomía maya y documenta la coincidencia entre las fechas marcadas por el movimiento del Sol en edificios prehispánicos con festividades agrícolas celebradas en comunidades actuales.

Sus autores, los arqueólogos Iván Šprajc y Pedro Francisco Sánchez Nava, determinaron con medidas precisas en campo las orientaciones de casi 300 edificios de 87 sitios arqueológicos ubicados en las Tierras Bajas: Yucatán, Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y el Petén (Guatemala).

Las orientaciones están plasmadas en templos de distintos tipos y en construcciones palaciegas que servían como residencias de alto rango y como edificios administrativos. Algunas de las ciudades donde se identificaron son Chichén Itzá, Dzibilchaltún, Ek’Balam, Bonampak, Palenque, Yaxchilán, Calakmul, Edzná, Jaina, El Tigre, Tulum, Cobá, Dzibanché, Comalcalco, Pomoná, El Mirador y Tikal.

Los resultados se concentraron en una gran base de datos que revelan la existencia de grupos con diferentes referentes astronómicos: predominan las orientaciones que registraban las posiciones del Sol en ciertas fechas, pero también se identificaron alineamientos hacia los extremos de Venus y de la Luna y posiblemente hacia las salidas o puestas de la estrella Fomalhaut.

De acuerdo con los patrones, el 80 por ciento de la muestra (217 casos) se refiere a las salidas y puestas del Sol en las fechas de significado agrícola, separadas por intervalos calendáricamente significativos. Un grupo corresponde a los solsticios de verano e invierno, pero contrario a la opinión común, no se han encontrado orientaciones que marcaran los equinoccios.

Los autores explican que en épocas tempranas de la investigación arqueoastronómica por ideas preconcebidas hubo una tendencia en la búsqueda de orientaciones equinocciales; sin embargo, los datos obtenidos en este estudio no sostienen tal hipótesis.

Lo que sí consideran probable es que un grupo de orientaciones marcara las puestas de Sol en los días del cuarto de año: las fechas que ocurren dos días después del equinoccio de primavera y dos días antes del de otoño, y que junto con los solsticios dividen el año en cuatro partes de aproximadamente igual duración.

Seguir leyendo…

foto_home

02 de abril de 2016



 

El INAH publica miniguías de 50 sitios patrimoniales de México

foto1 foto2

Se trata de versiones impresas y electrónicas, con datos actualizados de 43 sitios arqueológicos, cuatro zonas de monumentos históricos y tres museos.

Una breve reseña histórica de los sitios patrimoniales, datos de su arquitectura y hechos relevantes sucedidos en ellos, son algunos de los contenidos de las 50 miniguías de museos, zonas arqueológicas y monumentos históricos publicadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Se trata de materiales informativos disponibles para el público en versiones impresas y electrónicas, en el caso de éstas últimas pueden ser descargadas para su consulta en lugares sin acceso a Internet.

La Coordinación Nacional de Difusión del INAH pone a disposición del público en general estos materiales gráficos para mostrar información relevante sobre los sitios patrimoniales de 16 estados de la República. La difusión del patrimonio arqueológico, antropológico, histórico y paleontológico nacional es una de las misiones fundamentales de la institución.

Las versiones digitales de las miniguías pueden ser consultadas en la página: http://difusion.inah.gob.mx/index.php/proyecto-mexico.
La iniciativa forma parte del Proyecto México; para la elección de los sitios se hizo un análisis del número de visitantes que registran, así como de la necesidad que tiene el público de contar con este material informativo.  Continuar leyendo…

foto3 foto5

 

 



Reconocen en España la trayectoria de la Arqueóloga Pilar Luna

pilar luna

 

La Sociedad Geográfica Española le otorgará el Premio a la Investigación 2015, por su labor en la protección e investigación del patrimonio cultural subacuático, la experta del INAH es la primera latinoamericana y la segunda mujer en recibir esta presea; le será entregada el martes 1 de marzo en Madrid, España.

La subdirectora de Arqueología Subacuática del INAH se dirigió con esa convicción a los medios de comunicación reunidos  en el Museo Nacional de Antropología para participarles una grata noticia: el próximo 1 de marzo recibirá el Premio a la Investigación 2015 por parte de la Sociedad Geográfica Española (SGE), en la Mutua Madrileña, siendo la primera latinoamericana y la segunda mujer en recibirlo después de la egiptóloga paquistaní Salima Ikram.

La SGE le otorga este premio en reconocimiento a su trayectoria de más de 30 años dedicados a la investigación y preservación del patrimonio cultural sumergido.

Hace tiempo que Pilar Luna amplió su horizonte sobre el legado que defiende. Fue en el seno de la UNESCO, al participar en la redacción de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, que sus miras fueron más allá de los 11 mil kilómetros que abarca el litoral mexicano, para emprender cruzadas en la defensa de las “cápsulas de tiempo” perdidas en la inmensa superficie marina, la cual cubre poco más del 70 por ciento de nuestro planeta.

Seguir leyendo…

 

 



 

El Oro, símbolo de poder y divinidad entre los Mexicas

08

En el libro Los señores del oro. Producción, circulación y consumo de oro entre los mexicas, editado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el investigador Óscar Moisés Torres Montúfar describe en 324 páginas la importancia que tuvo el oro en la economía de dicha sociedad, los centros de extracción y los canales de distribución, así como la interpretación ideológica que los mexicas daban al material áureo.

El metal llegaba a México-Tenochtitlan, vía el tributo y el comercio, y se destinaba a los altos gobernantes, como el huey tlatoani; éste mostraba su estatus portando una diadema de oro, símbolo de su nobleza y jerarquía, así como narigueras, orejeras, brazaletes y colgantes, todos ellos elaborados con este metal y con piedras y plumas preciosas.

El gran señor mexica tenía la facultad de obsequiar brazaletes y piezas de oro a los guerreros que sobresalían en batalla por su fiereza y valentía, eran premios que podían usar únicamente en ceremonias rituales o políticas, indicó el historiador de El Colegio de México.

Óscar Moisés Torres, quien obtuvo el Premio INAH en fecha pasada por esta investigación en el rubro de tesis de Licenciatura en Historia y Etnohistoria, comentó que estos objetos preciosos se distribuían básicamente a la élite gobernante que promovía el expansionismo mexica en Mesoamérica.

“La expansión militar potenció la capacidad de México-Tenochtitlan para adquirir este metal y piezas de y con oro, al igual que otras materias primas; obtuvo una posición hegemónica, ya que pasó a ser un centro de gravedad donde convergían tributos, mercancías, regalos, premios, botines de guerra o cualquier otro tipo de bienes auríferos”.

El huey tlatoani también utilizaba este metal para sellar alianzas y acuerdos políticos y diplomáticos. Así ocurrió a la llegada de los españoles, cuando Moctezuma Xocoyotzin remitió una gran cantidad de regalos con y de oro al ejército español y sus aliados indígenas, según lo describió Bernal Díaz del Castillo.

Para la escritura de este volumen, el especialista se acercó a las fuentes históricas: crónicas de los conquistadores, frailes y funcionarios de la Corona, y los seis inventarios coloniales que consignan las piezas enviadas por los conquistadores a la metrópoli española, entre ellos laMatrícula de Tributos, el Códice Mendocino, el Códice Azoyú y las relaciones geográficas del siglo XVI.

Continuar leyendo…

03 05

Comments are closed.